Consigue comer sano de forma fácil con el método del plato de Harvard

Consigue comer sano de forma fácil con el método del plato de Harvard

en General marzo 9, 2022

¿Quieres una forma sencilla de elaborar tus platos y menús de forma variada, equilibrada y sana? El método Harvard te ayudará a tener tu plato ideal.

La idea consiste en dividir el plato según el tipo de alimento del que se trate. Por un lado, la mitad del plato consistirá en verduras y vegetales. La otra mitad del plato, la dividimos de nuevo y dedicaremos un cuarto a las proteínas, y el otro cuarto a los hidratos de carbono. Estas proporciones son generales y como sucede en todos los temas de nutrición, según las necesidades de cada persona, habrá que hacer cambios o adaptaciones.

Vegetales, el protagonista de nuestro plato

Lo ideal es que la mitad o más del plato en nuestras comidas principales, deberían ser verduras. Conviene que las vayamos variando a lo largo de la semana, para conseguir así la máxima cantidad posible de vitaminas y minerales. Por otro lado, la forma en la que las cocinemos será también importante. Lo ideal sería hacerlas a la plancha, condimentadas con un chorro de aceite y especias, y evitar hacerlas fritas o rebozadas.

Proteínas de calidad

El 25% de nuestro plato debería ser proteína, aunque en algunas poblaciones como deportistas o aquellas personas que quieran perder peso, esta proporción puede ser mayor. Esto se debe a que por un lado la proteína nos aporta gran saciedad, y por otro lado, ayuda a recuperar y regenerar el músculo.

Esta proteína puede venir de alimentos de origen animal como la carne, el pescado y los huevos, o fuentes vegetales como legumbres, soja texturizada, tofu o seitán.

Prioriza los carbohidratos complejos

Para finalizar, la última cuarta parte de nuestro plato, consistirá en carbohidratos.  A este grupo de alimentos corresponden la pasta, el arroz, pan, etc, sin embargo, la calidad de estos puede cambiar mucho según el tipo de producto y alimento del que hablamos. Conviene priorizar las harinas, pastas y panes integrales, y evitar los productos a base de harinas refinadas.

Como vemos, el método Harvard puede ser de gran utilidad para organizar nuestro plato de forma rápida y fácil, sin necesidad de tener que controlar cantidades y calorías.

Autor: Alba Soto Gámez, nutricionista. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

PROTECCIÓN DE DATOS: De conformidad con las normativas de protección de datos, le facilitamos la siguiente información del tratamiento: Responsable: Hispanogenetics SL Fines del tratamiento: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios Derechos que le asisten: acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación y oposición. Más información del tratamiento en la Política de Privacidad